diumenge, 17 de novembre de 2013

Naufragis


Al parecer hay cosas que no tienen remedio, no tienen cura, por suerte la capacidad de olvido del ser humano es prácticamente ilimitada y gracias a eso se vive. El sol que nos alumbra hoy procede de la luz extinguida de miles de millones de imaginaciones muertas.

ELOY TIZÓN, «El cielo en casa» en Técnicas de iluminación,
Páginas de espuma, 2013


I al meu país la pluja no sap ploure. (RAIMON)